El Irlandés y Érase una vez en América. Reflejos. (II)

El tema clave en los personajes protagonistas de Scorsese, es la culpa y la búsqueda dela redención. En esta película, no obstante, se lo plantea de forma algo diferente. Para esto, es clave entender el rol de la hija mayor del protagonista (Peggy). Esta no es un personaje más, sino una parte del protagonista (Frank), ella simboliza el bien (la responsabilidad, el deber familiar, la legalidad…). La primera vez que aparece es en su bautizo, justo después de que su padre empezara a actuar para la mafia, entendiendo el bautizo como el renacer de Frank, y el desdoblamiento de su ser. Después de varios asesinatos a lo largo del film, vemos planos de ella mirándole fijamente, sin embargo, él es incapaz de aguantarle la mirada(enfrentarse a la realidad), ella es como un espejo que
le muestra una realidad que se niega a ver, una suerte de “Retrato de Dorian Gray”. En el bautizo de la segunda hija (dolores), los planos de Frank son escasos y movidos, en cambio, los de Peggy son más largos y estables, denotando que ella en verdad será el verdadero padre (o figura protectora responsable) para el resto de sus hermanas, evitando que tengan contacto con Frank. El asesinato de Hoffa. Después de salir de la cárcel, en el entierro de la segunda mujer, él mira a su hija, en cambio, ella ni se inmuta, cuando es ella quien siempre lo mira primero a él. Ahí
entendemos que se produce la separación definitiva, que se muere su última oportunidad de redención. Más adelante, hay un encuentro más entre ellos, se vena través de un cristal y ella huye para no verle.

La película en sí misma es un epílogo dentro de la carrera del director. La secuencia del final preparándose para morir, se conecta con la secuencia de la IIGM. Aquí lo que vemos es un intento fallido de redención. Cuando está confesándose y no se arrepiente de
sus actos, desvela la falta de fe en sus propios actos de redención.

El personaje de Jimmy Hoffa se nos muestra como un maestro embaucador capaz de convencer a cualquiera. En la primera secuencia en la que aparece (una conversación telefónica en plano-contraplano con Frank), logra adherir a Frank a su causa. Esto se nos muestra a través de un salto de eje, al final de la conversación, vemos a Frankenel mismo eje que Hoffa, ahora forma parte de él. Siempre que coincide ambos en un hotel, llama la atención que Hoffa se deje la puerta de la habitación entreabierta, reflejandoque deposita su vida en manos de Frank. El último plano del film, es Frank pidiéndole aun cura que le deje la puerta entreabierta, en este caso, depositando su vida en manos de dios.

Para manipular a Frank, tanto Russ como Hoffa intentan camelar a su hija (su parte buena y sensible). Russ, debido a su carácter cerrado y oscuro no lo consigue, en cambio, Hoffa sí. En la secuencia de la fiesta homenaje a Frank, después de que Hoffa discuta tanto con Russ como con Frank e intuye que su vida corre peligro, saca a bailara Peggy.

Russ, se nos presenta como un hombre misterioso. Peggy (la cara buena y reflexiva deFrank) lo evita desde un primer momento, sabe que no debe estar en deuda con él. Su negocio tapadera es una tienda de cortinas (la metáfora se cuenta sola). Una secuencia esencial para entenderlo es la fiesta homenaje a Frank. El espacio en esta secuencia se caracteriza por estar compuesta de tres alturas: abajo(donde se encuentran la mayoría de asistentes), arriba del escenario (donde se encuentran Frank y Hoffa, entre otros) y enla planta superior, donde está Russ solo. Cuando hace subir a Frank y le da el anillo(matrimonio), lo convierte en su protegido. Acto seguido, vemos un plano picado deHoffa andando como desorientado entre las mesas de abajo, mediante el montaje se nos revela el trágico fin de este personaje.

A lo largo de toda la película, hay varias secuencias de juicios, todos se retratan prácticamente de la misma forma.Estos se narran desde el punto de vista de “la justicia”, que se convierte en un personaje más a través de los movimientos de cámara. Se muestran planos generales picados de la sala desde alguna de las esquinas, que mediante un movimiento de grúa terminan en un plano cerrado del acusado. A nivel simbólico, esto podría asemejarse con el vuelo de un águila (emblema de los EEUU)abalanzándose sobre una presa. Representando el poder del estado, a la vez que la fragilidad de la mafia(la película busca desmitificar).

Martí Boronat


Publicado

en

por

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *